Yangon, la puerta de entrada a Myanmar

Si Yangón es tu Puerto de entrada a Myanmar, como pasa normalmente, enseguida te darás cuenta de que has llegado a un país donde el turismo es un detalle sin importancia. Muchos se saltan Yangón de su ruta, pero a mí me encantó pasar un par de días para aterrizar en el país. Y realmente, todo mejorará después del paso por esta gran ciudad.

Lo primero que te llamará la atención será la gente, que te mirará sin parar y te saludará todo el tiempo. Te fijarás en las mujeres y niños llenos de ese ungüento marrón en la cara, y en los hombres con sus dientes marrones o casi negros.

No juzgues, primero entiende. Estás en el país más budista del mundo, y esta es una de sus máximas. Lo primero es el Tanaka, la protección solar y antimosquitos natural y uno de los orgullos, y representaciones, del país. Las mujeres cubren mejillas y frente, a veces la cara entera dando aspecto de máscara, y en ocasiones hacen pequeños dibujos.

Los hombres, y también algunas mujeres, mascan betel. Un tipo de fruto seco, areca, que se mezla con katechi y se envuelve en la hoja de betel. Se lo meten en la boca y mastican durante horas, y todo el día. Y por eso se pasan el día escupiendo (hay escupitajos marrones por todas partes). Cuando empieces a montarte en autobuses verás que llevan una bolsita. Muy cómodo todo. La consecuencia, una mala salud dental.

Dónde alojarse en Yangón

Si estás buscando opciones económicas te aconsejo que te quedes en alguno de los hostels que están cerca de la calle 12. La ubicación es mgnífica, podrás caminar a muchos sitios y lo mejor, estás cerca del mercado Street Food nocturno más famoso del país. 21 Hostel es una opción fantástica, por menos de 10 euros las camas son espectaculares. 

La verdad es que Yangón es la ciudad donde peor calidad-precio encontraréis en hoteles. Es donde he encontrado los precios más altos, pero claro, es la capital. No os aconsejo que os alojéis muy lejos del centro. Fijáos siempre en el mapa de Booking y no so vayáis a más de 5km del centro, porque estaréis bastante lejos. Moverte en taxi es muy barato, en torno a unos 4-5 euros recorrer el centro. Pero es mejor no irse muy lejos por los atascos.

Te dejo tres opciones que, depende de la épocal del año, cuestan unos 50 euros la noche. 

Sky Star Hotel - Yangon, la puerta de entrada a Myanmar
Thazin Garden Hotel 1 - Yangon, la puerta de entrada a Myanmar

Qué hay que visitar en Yangon:

1. Sule Pagoda

sule pagoda

Es un buen inicio de ruta porque está en el centro de la ciudad. Si es la primera vez que entras en un templo en Myanmar vas a quedarte maravillado con la cantidad de oro que te rodea. Además, puedes hacer una buena introducción al rezo budista. Es una pagoda circular que tendrás que recorrer en el sentido opuesto a las agujas del reloj.

Asegúrate antes de ir de preguntar a tus padres qué día de la semana naciste, ya que en el budismo rezas a tu día de la semana. Será muy normal que alguien se acerque a ti y quiere explicarte cómo se reza. Y serás afortunado si es así, porque por mucho que leas aquí que tienes que echar agua a buda tres veces por la cabeza y el mismo número correspondiente al día de la semana al animal que te corresponde, es más bonito que te lo expliquen en directo.

Cómo llegar: está en el centro de la ciudad, solamente ve hacia la enorme pagoda dorada. Desde la Estación Central sigue recto hacia abajo (dirección río)

Precio: 3$

2. Dala

dala en yangon

Pasar al otro lado del río Yangon suele estar fuera de las rutas turísticas. Y precisamente por eso va a convertirse en una de las experiencias más auténticas. Es muy sencillo, desde la Sule Pagoda, coge la Sule Road en dirección al rio. Al llegar allí estás muy cerca de la Terminal de Ferry Pansodan.

estación ferry yangon

No esperes máquina de sacar tickets, tendrás que dirigirte a una salita que hay a la izquierda de la terminal, pasar donde hay un montón de hombres con muchos papeles como si estuvieran arreglando el mundo, y comprar tu ticket por solo 300kyats. El trayecto en ferry es muy corto, en menos de 10 minutos has cruzado al otro lado del río.

Cuando llegues allí habrá muchos chicos que te ofrezcan transporte, y al ver que eres extranjero, también ruta por los principales puntos importantes de la zona. Se negocia precio por cada media hora, así que estate bien atento a la hora a la que empiezas y asegúrate de que también lo vea tu driver. De este modo no hay opción de engaño/error.

tuc tuc en myanmar

Van a pedirte hasta 6000k por media hora, puedes negociarlo a unos 3000k, si alguien lo consigue por menos que me lo diga en comentarios y, ¡felicidades! Porque son duros de pelar. En esta ruta, que no debería durar más de una hora y media, conocerás preciosas pagodas y templos prácticamente vacíos.

Todos los turistas se han quedado al otro lado del río. También te llevarán a ver una pequeña villa de pescadores y, aquí viene lo más duro, una de las zonas más afectadas por el Tsunami. Esta parte yo me la saltaría, pero es mi experiencia personal, y como quien visita los slams en la india, también puede hacerlo en villas de este tipo. Los niños son entrañables y estarán encantados de verte y jugar contigo, pero no te preocupes porque esta situación no representa lo que vas a encontrar en el país.

Cuidado porque tras la visita, y con el corazón en un puño, te preguntarán si quieres hacer una donación de arroz para ayudar. Y claro, dices que si, te llevan a una tienda de arroz y pretenden cobrarte 60 dólares por un saco. Es un engaño absoluto, una trampa para turistas. Estamos en Asia y el arroz es realmente barato. Si un saco de 30 kilos costara 60 dólares, no habría ni la mitad de la población en el continente. Así que no caigas en este pequeño error para recién llegados al país. Y, sobre todo, no pienses que este tipo de gente representa al país, porque no es así.

3. Disfruta de la comida

la comida de myanmar

Si acabas de volver de Dala ya debe ser la hora de comer y te recomiendo un restaurante que está muy cerca de la terminal de Ferry: Pansuriya. Restaurante y galería de arte, además de un precioso espacio con aire colonial. Y si, también con WIFI.

Puedes empezar a probar alguno de los platos típicos del país, las sopas son especialmente deliciosas. Y aunque siempre me preguntan como puedo comer sopa con ese calor, la respuesta es que está a la misma temperatura de fuera, asi que os aseguro que no es tan horrible. Y están tan ricas, que no me puedo resistir.

El té también es muy importante en Myanmar y siempre que llegues a un restaurante, o a cualquier puesto de Street food, te servirán uno. Lo normal es que te dejen el termo en la mesa para que te vayas sirviendo.

Típica pregunta: ¿es agua mineral o del grifo? Debería ser mineral, pero todo muere cuando se cuece.. asi que tranquilo, que después de beber te en todas partes, no tuve ningún susto. El té de Myanmar es un té verde, muy flojito, incluso si no eres amante de las infusiones, te gustará. Y si no te convence, pide siempre agua minera.

4. Kandawgyi Park

parque Kandawgyi

Es un plan perfecto para pasar la tarde y bajar la comida mientras haces tiempo para ver la puesta de sol desde la Swadon Pagoda. Pasear bordeando el lago de aguas verdes por este enrome parque es un verdadero placer. En la entrada sur hay una zona dedicada a la venta de plantas al por mayor, pasea entre sus pequeñas calles y disfruta de las fragancias de esas flores gigantescas.

Si en este momento estás leyendo Los días en Burma, de Orwell, siéntate en un banco y disfruta de la lectura. Vas a sentirte dentro de una de las selvas del sur que describe. Desde cualquier punto del lago verás el Karaweik Palace, convertido en un restaurante. El precio incluyendo comida es de 30 dolares. No podrás entrar si no pagas por la comida, pero en los alrededores hay pequeños restaurante y terrazas para disfrutar de un delicioso zumo de frutas. Cómo llegar: te costará unos 2000 kayats en taxi.

5. Shwedagon Pagoda

pagoda de oro en yangon

Bienvenido a uno de los templos más importantes de Myanmar. Y el motivo por el que no está al principio del artículo es porque el mejor momento para ir es al atardecer. Si estás en el parque, coge un taxi y en menos de 10 minutos estás allí.

La enorme pagoda de oro del centro mide 99 metros y es imposible explicar cómo brilla cuando se refleja el sol al atardecer. Casi tendrás que usar gafas de sol para mirar 😉 Es uno de los principales templos de peregrinación del país y el lugar al que todos los budistas aspiran llegar alguna vez.

Por eso, siéntete afortunado de poder estar allí. Lo mismo que en la Sule Pagoda, el rezo se hace de forma circular, parando en el día de la semana en que naciste. Hay pequeños espacios y budas rodeando la gran estupa, pasea tranquilo

Cómo llegar: en taxi desde cualquier punto de la ciudad te costará unos 2000-2500 Kyats. Horario: de 4 de la mañana a 10 de la noche Precio: 8000 Kyats ($8,11)

6. Chinatown y el mejor Street Food

El barrio de Chinatown en Yangon está entre las calles 18 y 24. Pero por la tarde/noche todo se concentra en la calle 19. ¡Bienvenido a la noche las Barbacoas! En la Calle 19 encontrarás el lugar donde se concentra toda la vida nocturna de la ciudad.

Lo siento amigo lector y futuro viajante, pero Yangon (y Myanmar en general) no es el país de la fiesta. Aquí vas a encontrar mercado nocturno, principalmente frutas y snacks y muchos restaurantes con terraza donde disfrutar de la deliciosa barbacoa local. Carne, marsico, pescados y verduras bañados con mucha cerveza “Myanmar”. Por menos de 5 dólares (mucho menos si no bebes alcohol) puedes disfrutar de un buen festival gastronómico.

7. Yangon Circular Railroad Ride (el tren circular de Yangon)

linea circular yangon

Si has decidido estar dos días en Yangon  subir a este típico tren es una buena forma de pasar la mañana. Y sobre todo de conocer de cerca, y de verdad, la vida local. La línea circular recorre los alrededores de Yangon y es un trayecto que dura cuatro horas. Dicen que son tres, pero siempre se alarga porque las paradas duran mucho.

La verdad, cuatro horas se hace muy, pero que muy largo. Sobre todo porque desde aproximadamente la mitad del trayecto, se queda casi vacío. Hasta la mitad del camino la vida del tren es increíble. Gente que sube y baja, vendedores ambulantes de todo tipo de cosas. Desde fruta, hasta cascos para esuchar música, pasando por todo tipo de y caldos comestibles dentro de bolsitas de plástico.

mercado linea circular yangon

A mitad de trayecto llegas a la estación de Danyingon y el famoso mercado que se despliega hasta casi las vías del tren. Bájate aquí, pasea por el mercado, coge un taxi y vuelve a Yangon. Porque el resto del trayecto, con el tren casi vacío, se hará interminable. Si tienes mucho tiempo y poca prisa, coge un libro, y disfruta. Dónde: la salida es desde Central Station, andén 6. El tren sale cada media hora aproximadamente. Precio: 300 Kyats ($0,3)

8. Chaukhtatgyi Paya (Chak Htat Gyi Buddha)

El Buda reclinado de Yangon mide 65 metro. Si es el primero que ves, impresiona. Sobre todo porque es prácticamente una obra de joyería. Diamantes y otras piedras preciosas, además de mucho oro dan forma a este Buda que podrás ver 24 horas al día. Precisamente por eso es un lugar de reunión, y seguramente verás familias y amigos comiendo en los alrededores.

Acércate, saluda y nunca se sabe, igual haces un nuevo grupo de amigos. La verdad, no es mi Buda favorito, además ahora está en obras y apenas podrás ver nada con el andamio. Vas a ver templos y budas mucho más bonitos. Si no tienes tiempo, no te preocupes por llegar a verlo.

Cómo llegar: coge un taxi en dirección Chaukhtatgyi Paya, desde Central Stattion te costará unos 2500 Kyats ($2,5) Horario: abierto 24 horas.

Precio: gratis

9. Bogyoke Aung San Market

Por supuesto no hay ciudad sin Mercado y aunque este no es el más local que vas a encontrar en Myanmar, es un buen sitio para comprar regalitos. Es un punto bastante turístico y lo notarás en los precios. Si Yangón es el principio de tu viaje, no compres nada, encontrarás muchas cosas por el camino. Pero si es la parte final, y antes no compraste nada, puedes ser el momento de hacerte con un Longyi.

10. National Museum of Myanmar

Por supuesto siempre hay un espacio reservado para los amantes de los museos. Myanmar tiene una hisotria realmente interesante y si quieres saber un poquito sobre ella antes de adentrarte en el país, este es el lugar. El Museo Nacional puedes hacer un recorrido por la historia del arte del país, adentrarte en las costumbres sociales y conocer las etnias. Por supuesto también hay una parte dedicada al budismo desde la Era Pyu hasta el presente.

Cómo llegar: lo mejor es coger un taxi, te costará unos 2000 kyats desde Central Station o cualquier zona del centro de la ciudad.

Horario: de 9:30 a 16:30. Los lunes cierra.

Precio: 5000 Kyats ($5)

11. Yangon-Yangon Rooftop

Si quieres disfrutar de la puesta de sol con una copa en un ambiente europeo, este es el sitio. En la última planta de la Torre Sakura (es un edificio de oficinas) está este bar-discoteca con buenos cocktails, buena música y mejores vistas. Desde aquí vas a tener una vista privilegiada de la Sule pagoda y la Shwedagon Pagoda y por supuesto de la ciudad entera. Precio: 5000 Kyats incluyendo una bebida (cada bebida extra son 5000 también)

Los mejores restaurantes de Yangon

999 Shan Noodle Shoop: uno de mis favoritos e imprescindibles de la ciudad. Está muy cerca de la Estación Central, a unos 10 minutos caminando. Si has hecho el recorrido de la Linea Circular, puedes pasar por allí a reponer energías.

Feel Restaurant: está muy cerca del Museo Nacional. Puedes comer allí antes de entrar o cuando acabes la visita. Pide todos los platos birmanos que puedas. Es un bueno inicio a la gastronomía del país. Prueba los dumplins, el morning glory y cualquier sopa. Y el precio también es magnífico.

Pansuriya: ya os he hablado de el, está muy cerca de la estación de Ferry. Es un precioso restaurante y galería de arte con estilo colonial. Deliciosa la sopa de pescado con noodles y los zumos de frutas naturales.

Booking.com

que hacer en myanmar

Nuevas ciudades y nuevas rutas para tu viaje

¿Te vienes a Myanmar?

Apúntate a la Newsletter para no perderte nada

¡Gracias!