¡Compártelo!

Soy Erika

Y me enamoré de Myanmar. 

 

 

Esta es la historia de como llegué a un país y supe que empezaría a formar parte de mi historia. Hola, me llamo Erika y me enamoré de Myanmar.

He viajado a muchos países y estoy  especialmente enamorada (o tal vez obsesionada) con Asia. Me encantan los choques culturales y no entender nada de lo que pasa a mí alrededor. Y precisamente por eso Myanmar se ha quedado con una parte de mi corazón.

Este país es una explosión de emociones desde el primer momento. Recuerdo las primeras horas paseando por Yangón, sin ver a ningún otro occidental  y realmente no sabiendo qué pasaba a mi alrededor.

DSCF0501 1 - Quien soy

Iba caminando desde mi hostel hacia la Sule Pawoda y pasé por una calle donde solo había joyerías. Una tras otra, y así como treinta. Y en todas había lo mismo. Y yo me paraba a mirar que era tan fascinante . Y me paraba y todo el mundo me miraba. Pero no me atosigaban para que comprara, como pasa en Tailandia o Vietnam, todo el mundo me miraba sin entender muy bien qué hacía ahí.

Y a partir de ese momento todo era fascinación y atenciones por este maravilloso pueblo que está encantado de conocernos. Porque tienen ganas de entendernos, de charlar con notros y explicarnos su cultura.

No te voy a engañar diciéndote que todo el   mundo habla inglés, porque no es así. Realmente muy poca gente habla inglés, pero los que lo hacen, mueren de ganas de practicar. Aprovecha esas oportunidades, siéntate y habla con ellos. Deja que te cuenten, hazles preguntas y déjate preguntar también.

Las mismas ganas que tienes tú de saber de ellos, las tienen ellos de saber de ti. Porque tú tienes la oportunidad de viajar a su país, pero la mayoría de ellos nunca podrán hacerlo al tuyo. Por eso compartir es tan importante.

IMG 7432 - Quien soy

De Myanmar me quedo con la gente

Y precisamente eso es lo que más caracteriza a los habitantes de este país. Que están encantados de dar lo que tienen y (la mayoría) no esperan nada a cambio. Me han ayudado cuando estaba perdida en mitad de ciudades, cuando no sabía que autobuses coger o donde bajarme. Me he montado en camionetas y motos con desconocidos, he dejado mi maleta donde se suponía que me la iban a cuidar y, afortunadamente, siempre estuvo ahí a mi vuelta.

Confianza. Esa es la palabra más importante. Confía en ellos, comparte y deja que compartan contigo y disfruta de una de las sonrisas más sinceras que vas a encontrar. Porque si algo tienen estas maravillosas personas, es una sonrisa continua en su cara. Sonríe de vuelta, que es gratis, y te llena de felicidad.

Viajar por Myanmar es una aventura. En el norte es más sencillo, más adaptado al turismo, pero con muchos toques de aventura e incertidumbre. No siempre es seguro que vayas a llegar donde quieres y cómo quieres. Pero llegarás. No te preocupes. Ya sabrás a qué me refiero cuando leas el post sobre Mandalay.

Y si quieres encontrar la verdadera Myanmar sal de Yangon y viaja hacia el sur. ¡Bienvenido a la locura! Al desorden, a los autobuses pesadilla, pero sobre todo a donde pasan las cosas de verdad. A descubris pueblos donde no ha llegado ningún occidental (o muy pocos) y la gente se sorprende de verte por la calle. 

A partir de Bagó todo cambia y es que además llegar allí ya es toda una aventura. A mi me costó más de dos horas y tres autobuses llegar. Pero mereció tantísimo la pena, que repetiría. Y repetiré.

Descubre este país de mi mano, a través de mis palabras y consejos y con algunos trucos. Enamorate como yo lo hice antes de llegar y emocionate cuando estés allí. Espero que disfrutes del viaje.

Y no dudes en contactarme si estás pensando en viajar y necesitas ayuda con la ruta, no saber inglés puede ser un impedimento, pero yo puedo ayudarte 

¡Te espero!

info@viajaramyanmar.com

la gente de myanmar - Quien soy
Share This