Mandalay, la ciudad de los monjes budistas

Mandalay es una ciudad que engancha desde el principio. En cuanto empieces a acercarte te darás cuenta que, solo por ese volumen de tráfico, aquí pasan cosas. Es la ciudad más caótica en lo que a tráfico se refiere, solo cruzar la calle se convertirá en una aventura. Si quieres conocer el budismo y entrar en contacto con los monjes, este es tu sitio.

El tiempo siempre es una limitación cuando estamos viajando, por eso te recomiendo que, si puedes, estés aquí tres días (al menos). Claro que siempre puede ser menos, pero hay tanto que ver que si no quieres hacer una competición de horas aprovechadas, tómatelo con calma.

Además, es de las ciudades donde hace más calor y humedad de todo el país. Para los que ya conocen el sudeste asiático, saben que esto agota.

Lo primero de todo deciros que lo mejor es que os alojéis lo más céntrico posible. Ubícate en el mapa de Mandalay y verás que en un punto de la ciudad hay un cuadrado gigante, es el Palacio Real. Busca tu hotel en la cara sur del palacio. Eso es el centro. El 83 Mandalay Boutique Hotel puede serviros de referencia. 

Lo mejor de estar en esa zona es que por la noche, cuando cae el calor, hay mucha vida en la calle. Mercados nocturnos, Street food, pequeños puestos para tomar zumos de frutas naturales. Y cuando estás lejos y llevas todo el día caminando, coger un taxi acaba dando pereza. Si lo tienes en la puerta del hotel, no tanto.

Hoteles en Mandalay

Yadanarbon Mandalay - Mandalay, la ciudad de los monjes budistas
mandalay city hotel - Mandalay, la ciudad de los monjes budistas
yadanarpon dinasty - Mandalay, la ciudad de los monjes budistas

Mandalay es una ciudad que engancha desde el principio. En cuanto empieces a acercarte te darás cuenta que, solo por ese volumen de tráfico, aquí pasan cosas. Es la ciudad más caótica en lo que a tráfico se refiere, solo cruzar la calle se convertirá en una aventura. Si quieres conocer el budismo y entrar en contacto con los monjes, este es tu sitio.

El tiempo siempre es una limitación cuando estamos viajando, por eso te recomiendo que, si puedes, estés aquí tres días (al menos). Claro que siempre puede ser menos, pero hay tanto que ver que si no quieres hacer una competición de horas aprovechadas, tómatelo con calma.

Además, es de las ciudades donde hace más calor y humedad de todo el país. Para los que ya conocen el sudeste asiático, saben que esto agota.

Lo primero de todo deciros que lo mejor es que os alojéis lo más céntrico posible. Ubícate en el mapa de Mandalay y verás que en un punto de la ciudad hay un cuadrado gigante, es el Palacio Real. Busca tu hotel en la cara sur del palacio. Eso es el centro. El 83 Mandalay Boutique Hotel puede serviros de referencia. 

Lo mejor de estar en esa zona es que por la noche, cuando cae el calor, hay mucha vida en la calle. Mercados nocturnos, Street food, pequeños puestos para tomar zumos de frutas naturales. Y cuando estás lejos y llevas todo el día caminando, coger un taxi acaba dando pereza. Si lo tienes en la puerta del hotel, no tanto.

¿Cómo se llega a Mandalay?

*En Barco

Sin duda el barco es la forma más auténtica, y romántica, de llegar a Mandalay desde Bagan. Como mínimo son 12 horas, pero hay algunos cruceros que te ofrecen varios días sobre el río Irrawaddy. Y por supuesto desde el barco más simple hasta el lujo máximo.

Los barcos de un día Bagán-Mandalay solo están disponibles en temporada alta, es decir, desde octubre hasta junio. Después empiezan las lluvias y se paralizan los barcos. El precio es de unos 35 euros. 

barco bagan-mandalay

*En avión

Desde las principales ciudades podrás llegar hasta el aeropuerto de Mandalay que está a una hora del centro. Tenlo en cuenta cuando vayas a dejar la ciudad, sobre todo por el caótico tráfico.

*En autobús

Esta será siempre la forma más barata de viajar en la balanza calidad-precio-confort. Y puedes llegar desde prácticamente cualquier ciudad. Cuando contrates un autobús fíjate siempre en las opciones. El más barato será siempre un autobús con la televisión muy alta con telenovelas y videoclips locales (cuando digo muy alta es realmente muy alta), gente que escupe en bolsitas y otras pesadillas.

Sin embargo, por un poquito más (muy poco, de verdad), están los autobuses VIP. Aquí viajarás prácticamente acostado y el público no es tan local, más turístico, por decirlo de alguna forma. Luego la experiencia es bastante más cómoda.

*En tren

viajar en tren en myanmar

Lo pongo como última opción porque, aunque es la más auténtica y barata, el viaje puede ser una pesadilla. Si realmente quieres vivirlo como un local, sin duda es tu opción. Pero ármate de paciencia porque, incluso en la clase “Premium” es un viaje largo y duro.

Cómo moverse en Mandalay

En moto

Puedes alquilar una scooter para moverte por Mandalay la ciudad y sus alrededores, pero es sin duda la opción más arriesgada. Como ya he dicho el tráfico es una locura. Si tienes tiempo y paciencia (y eres experto conductor), a por ello.

EnTuc-tuc

Es muy fácil contratar un conductor de tuc-tuc y que te lleve a recorrer la ciudad. Lo recomiendo para hacer el recorrido por el centro de la ciudad, pero no para llegar a las ciudades antiguas. Y cuando entre en detalles os cuento por qué. Un día completo en Tuc-tuc te costará unos 25k, asegúrate de que tu conductor habla inglés para que pueda ir contándote cosas de la ciudad.

tuc tuc mandalay

En coche

Sin duda es la opción más cómoda y agradeceréis el descanso del aire acondicionado entre visita y visita. Los precios variarán mucho dependiendo del hotel en el que te alojes. Desde los 30k al día, hasta lo que un hotel de lujo quiera pedir. Por supuesto, no tienes que contratar este servicio en el hotel, y puedes hacerlo antes de llegar a través de RIDE YOUR WAY o una vez allí en los muchos locales que verás para contratar excursiones.

Qué puedo ver en Mandalay

En Mandalay hay dos planes: ver la ciudad (el centro, digamos) y visitar las ciudades de los alrededores (Old Ancient Cities, es como lo encontraréis). Yo recomiendo pasar un día entero en la ciudad de Mandalay, porque realmente hay muchas cosas que hacer y ver. Y el segundo día dedicárselo a las Ciudades Antiguas.

Qué hacer un día en Mandalay

Mahamuni Pagoda

Puedes empezar el día viendo uno de los Budas de oro más grandes del mundo. Este lugar es curioso porque solo los hombres pueden entrar a la estancia donde está Buda para ponerle hojas de oro, es una ofrenda. Las mujeres tienen que verlo desde fuera, y hasta hay una televisión para verlo al detalle.

Además, en la Pagoda, hay un mercadillo con muchos puestos donde puedes comprar suvenires a buen precio. No te recomiendo comprar Longyis, en el Zaycho Market valen una tarcera parte (después lo vemos).

Amarapura

u bein bridge - Mandalay, la ciudad de los monjes budistas

Ees la antigua capital de Myanmar y donde está el U Bein Bridge, el puente más famoso del país. Pero volveremos aquí al final día. Por ahora cruzamos al otro lado para visitar el Mahagandayon Monastery (Maha Gandar), uno de los montasterios más grandes de Mandalay y del país. Aquí cada mañana se celebra un bonito ritual, los monjes, ordenados por categorías, se ponen en fila (filas enormes) para dirigirse al comedor.

Tanto empresas como particulares hacen donaciones y los monjes reciben cada día comida y pequeños regalos (como material de papelería). Una larga fila para recoger la comida del día ha convertido este lugar en uno de los emplazamientos más turísticos.

templo monjes amarapura

* Y aquí llega la peor parte, se ha convertido en demasiado turístico. Y los monjes caminan rodeados de gente haciéndoles fotos (“no te bajes de la cera”,anuncian los carteles, pero a muchos les da igual). Dos puntos al respecto. Hay muchos más monasterios en el país donde poder estar en contacto real con los monjes sin hacerlos sentir monos en jaulas. Sin embargo, es un ritual bonito y precisamente por eso llama mucho la atención.

Fui allí sin saber lo que me encontraría, pero la verdad, no repetiría. Para ellos es su rutina, para quiénes están observando, un show. Y la verdad, no me gustó nada vivirlo.

Unos días después conocí a un monje que estudia allí y le pregunté cómo se sentía viviendo esto cada mañana. Me dijo, es raro, la verdad, pero te acostumbras.

¿Os gustaría ir a un restaurante y encontrar una fila de turistas haciendo cola en la entrada haciéndoos fotos? Depende de cuál sea tu respuesta, decide qué quieres hacer.

También puedes ir al monasterio más tarde de las 11, y conocerlo, pasear por sus calles charlar con los monjes. Es un precioso complejo que merece la pena conocer.

Ya que estáis en Amarapura aprovechad para visitar algunos templos de los alrededores. Hoy en día los turistas solo van a la antigua capital para ver a los monjes y el puente. Pero hay otros lugares preciosos, que ni aparecen en los mapas, donde estaréis solos. Aprovechad y disfrutad de tener un templo entero para vosotros.

U Bein Bridge

Es el puente de madera más largo del mundo, y también está en Amarapura. Este puente es el lugar de encuentro de locales y turistas para la puesta de sol. La luz que se refleja sobre el Lago Taung Tha Man es realmente mágica.

Como estamos haciendo el recorrido de mañana a tarde, y el día de hoy es para el centro, os recomiendo dejarlo para el día siguiente, que estaréis volviendo de las Ciudades Antiguas y queda de paso. Pero si os apetece hacer una parada para hacer algunas fotos, ahora estará prácticamente despejado. Por la tarde-noche está hasta arriba.

Volvemos al centro de la ciudad, porque hay mucho que ver aquí aún.

Monasterio New Masoeyein

Si quieres vivir una auténtica inmersión al mundo de los monjes, te recomiendo que hagas una parada aquí. Y tómatelo con calma. Aquí ningún lugar está prohibido o cerrado. Puedes caminar, entrar en las clases, subir a la torre redonda que es una enorme biblioteca y disfrutar de las vistas. Una de las menos conocidas de la ciudad.

Pero sobre todo párate a hablar con los monjes. Están deseando practicar inglés, conocer occidentales, contarles cómo es su vida y saber cómo es la nuestra.

Los monjes aquí dedican la mañana a estudiar budismo. Y las tardes a lo que quieran. Y como se pasan la vida leyendo y estudiando son extremadamente listos. Saben de todo, sobre muchos temas y sobre la situación pasada y presente de muchos países.

Yo pasé más de dos horas con uno de ellos. Me habló de la Guerra Civil Española y hasta de conflicto con Cataluña. Me quedé alucinada. Si me marché, es porque tenía que seguir mi ruta, pero me hubiera encantado pasar el día rodeada de estas personas maravillosas con tantas ganas de compartir.

Seguramente en este momento sea la hora de comer, te dejo un aquí un link sobre dónde comer en Mandalay para que elijas tu preferido.

Llega el momento de preparase para la tarde. Empezamos.

El Palacio de Mandalay

palacio real de mandalay

Empezar por el Palacio Real es muy interesante porque aquí podrás comprar el ticket turístico. En la entrada pagarás 10k y te darán una tarjeta que tendrás que enseñar en algunos de los principales lugares turísticos del país. ¡No la pierdas! Sirve para una semana, genial si tienes la suerte de estar unos cuantos días en los alrededores (también te lo pedirán en las Old Cities)

Resérvate una hora aproximadamente para pasear por los edificios que forman el palacio y subir a la torre. Las vistas del complejo y la ciudad son espectaculares.

Shwe Nandaw Monastery

Continúa visitando este monasterio tradicional de madera construido en el siglo XIX. Lo curioso de este monasterio es que formaba parte del Palacio Real cuando estaba en Amarapura, pero cuando Mandalay se convirtió en capital, y empezaron las obras del Palacio Real, lo desmontaron, y lo trajeron cerca del nuevo Palacio.

monasterio madera mandalay

Aunque el Palacio Real se quemó durante la Segunda Guerra Mundial, pero este edificio quedó intacto. No te llevará mucho tiempo y te pilla de paso para la siguiente parada.

 Kuthodaw Pagoda

Atención porque estás a punto de entrar en el lugar donde está el libro más grande del mundo. Esta pagoda tiene una gran estupa dorada en el centro rodeada de 729 pequeñas pagodas blancas.

Tipitaka (el libro sagrado de Budha) es el libro que se guarda en esta magnánima estructura y cada una de las “hojas”, que en realidad son losas de piedra, están guardadas las pequeñas pagodas. Pasea entre sus pasillos-libro y rodéate de los locales que suelen pasear por allí por la tarde. También puedes disfrutar de un delicioso helado casero por menos de 20 céntimos. Muy recomendable y fantástico para soportar las altas temperaturas.

templo blanco mandalay

Lo mejor es esperar a entrar a la pagoda justo antes de dirigirte al Manadalay Hill para la puesta de sol. Organízate bien los tiempos para poder disfrutar de todo.

Mandalay Hill

mandalay hill

Las mejores visitas de Mandalay y uno de los lugares más famosos (juntos con el U bin bridge) para ver la puesta de sol. Atención porque hay dos formas de subir, la turística y la local. La turística es un ascensor que te lleva en dos minutos hasta lo alto de la cima.

La local, caminando los 1729 escalones en una media hora. Agotador, por supuesto. Pero auténtico, te darás cuenta cuando los monjes vayan subiendo a tu lado. Espera a que se acerquen a charlar contigo o ve a preguntarles si hablan inglés. El “viaje” será mucho más agradable y te llevarás unas cuantas enseñanzas budistas de regalo.

¿Con qué opción te quedas?

Dónde hacer compras Mandalay

Hay que dedicar un pequeño espacio a la compra de regalos, pero también a vivir la experiencia local del mercado. El más famoso es, sin duda, Zaycho Market. En el primer día ya no te habrá quedado tiempo (o igual si), pero déjalo en tu lista de imprescindibles en la ciudad.

Zaycho Market

Empieza a abrir sus puestas sobre las ocho y media. Yo recomiendo ir prontito, por supuesto, no tiene aire acondicionado y, a medida que pase la mañana, las temperaturas subirán considerablemente.

En este mercado puedes encontrar absolutamente de todo, desde vajillas a joyas, de frutas a pescado y, por supuesto, los Longyis. Porque aquí es donde tienes que comprar un Longyi cuando vengas a Mandalay. Los precios son reales, para locales, y no para turistas como en los templos.

Toca los tejidos, elige tu estampado favorito y regatea. Porque claro, empezarán por un precio muy alto, pero a partir de 3000k puedes encontrar preciosas prendas de algodón que pueden servirte de pareo, mantel o toalla de playa. Un regalito perfecto para llevar de vuelta a casa.

Jade Market

Mandalay es muy famoso por ser una de las principales fuentes de Jade de Asia. Por eso tiene su mercado propio. Pero ojo, porque el jade es barato. Te venderán pulseras de “jade” en muchos sitios y muy baratas. Pero las que contienen la piedra auténtica, están aquí. Si vas, que sea con la intención de gastar dinero. Regateo si, regalo, te aseguro que no.

Kyauk Taw Gyi Pagoda: no he estado



Booking.com

que hacer en myanmar

Nuevas ciudades y nuevas rutas para tu viaje

¿Te vienes a Myanmar?

Apúntate a la Newsletter para no perderte nada

¡Gracias!